Balance consolidado

El balance consolidado es un estado financiero que refleja la contabilidad y al mismo tiempo la situación económica. Lo hace de un grupo determinado de empresas, que también reciben el nombre de holding. Igualmente, implica relaciones con terceros y sociedades que forman parte del grupo de empresas.

¿Qué es el balance consolidado?

De forma resumida, el balance consolidado se trata de la suma total de los balances generales o patrimoniales de todas las compañías de un grupo. Dicho balance refleja una imagen fidedigna de cómo se han desarrollado las actividades económicas. Se establece en momentos específicos para obtener información sobre el grupo con facilidad.

Este tiempo abarca desde el modelo de financiación hasta llegar al volumen de patrimonio neto y activos que maneja la asociación.

Empresa matriz y balance consolidado

Hablando sobre términos prácticos, la existencia de este tipo de balance en una fecha específica permite ver a la empresa matriz. Se obtiene información sobre su funcionamiento, las posibilidades de realizar ajustes y su estructura global.

  • El holding es muy eficaz para ahorrar costes, pues se comparten por las empresas del grupo.
  • Es posible obtener ventajas fiscales debido al número de empresas que operan en la asociación.
  • La empresa matriz puede obtener subvenciones si el resto de compañías exportan productos hacia el exterior.

Por otro lado, la empresa matriz recibe una subvención con las empresas pertenecientes al grupo. De esta forma, obtienen mayores beneficios fiscales que si se tratase de una sola compañía.

Balance consolidado

Control del balance

Cuando se consolida un balance se lleva un control completo del grupo de las empresas con naturaleza jurídica. De hecho, permite ver cómo están divididas las distribuciones de participaciones mediante la partición de compañías individuales.

  • Si se quiere comprobar el porcentaje de cada participación, hay que eliminar las participaciones de capital.
  • Lo mismo aplica para los créditos y los débitos negociados de manera interna.

Todas las operaciones que se realicen como consecuencia de una actividad económica grupal requieren un control en el balance.

Importancia del balance consolidado

En líneas generales, este tipo de balance se trata de una ficha técnica única. Tiene la finalidad de tomar decisiones importantes de carácter de gobierno. Son las que se efectúen los gestores de grupos empresariales que están incluidos en el holding. De esta manera, la evolución se verá con mayor transparencia en todos sus apartados.

Por otra parte, se dota al grupo de mayor capital, especialmente a las empresas que obtengan un mejor rendimiento. En el mismo sentido, se tienen en cuenta las compañías que se encuentren en una dificultad económica. El objetivo es mantener la salud económica de toda la sociedad en general.

El balance global es un estado financiero, un documento obligatorio que debe ser emitido por cada empresa para cuidar tu salud económica. Mucho más es importante si dicho estado implica varias compañías en asociación. Al tenerlo presente, se podrán tomar mejores decisiones que contribuyan al bienestar financiero de la sociedad.

 

 

 

OJO

¡Lección aprendida!

Hoy has aprendido otro nuevo término, y como muestra de esto queremos recompensarte ayudándote a crear una cartera que te garantice rentabilidades.

Contenido relacionado